Revisión del concepto de Salud

Realizaremos un acercamiento actualizado, al concepto salud, aunque lo que realmente importa es lo que cada uno entienda por salud. Expondremos algunos puntos de vista, dado lo dinámico de este concepto y lo rápido que acontecen los tiempos. No se pretende convencer a nadie de nada, sencillamente aportar si cabe, una apertura mental, como decía Einstein “La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original”.

Según la O.M.S. “La salud es un estado de bienestar físico, mental y social, con capacidad de funcionamiento, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”.

 Más que un estado, la salud  parece ser, un proceso continuo, de re-establecimiento del equilibrio integral de los aspectos somáticos y psicosomáticos del ser humano, debido a la estrecha relación entre el cuerpo físico y la mente, muchos de los trastornos orgánicos derivan de conflictos mentales y emocionales y son, por tanto, de naturaleza psicosomática y viceversa.

Enfermedad significa, la pérdida de una armonía o, también, el trastorno de un orden hasta ahora equilibrado. Ahora bien, la pérdida de armonía se produce en la conciencia, en el plano de la información, y en el cuerpo sólo se muestra.

Por lo tanto, si una persona sufre un desequilibrio en su conciencia, ello se manifestará en su cuerpo en forma de síntoma. Por lo tanto, es un error afirmar que el cuerpo está enfermo —enfermo sólo puede estarlo el ser humano—, por más que el estado de enfermedad se manifieste en el cuerpo como síntoma.

La Enfermedad como camino

 Thorwald  Dethlefsen y  Rüdiger  Dahlke

 El término salud se contrapone al de enfermedad, objeto de especial atención por parte de la medicina. Sin embargo la ausencia de enfermedad es una condición necesaria, pero no suficiente para tener salud. 

El concepto sánscrito de Swasthya significa, ser capaz de sustentarse firmemente en uno mismo, autosuficientemente y abarca el concepto de salud, bienestar, confort, satisfacción, y en estas  condiciones la enfermedad haya un medio hostil donde desarrollarse.

Por supuesto que gracias a la medicina, se han reducido las tasas de mortandad, y ha fijado nuestra atención en los síntomas y en la súper especialización, esto es bueno, si existe una adecuada relación médico-paciente. Es importante indicar que por mucho que quiera empatizar el medico con el paciente, carecera de esa vision integral que padece el paciente atento, no solo a su cuerpo fisico, sino tambien a sus emociones, pensamientos y preocupaciones. Lo cual sobrepasa con frecuencia lo que el sistema sanitario ofrece.

El desarrollo de la medicina se ve fundamentalmente en los países desarrollados, lo que nos muestra sus objetivos, no deja de ser un negocio, se alejan de los principios realizados en el juramento hipocrático, cuyo contenido de carácter ético, vincula a los que la ejercen.

La manipulación que ejercen los medios de comunicación no es más que otro engranaje de este sistema. Podríamos pensar que es el poder político quien manejara la situación, pero es  obvio que los mercados financieros pueden de un plumazo hundir un país en una profunda crisis, como entonces iban a permitir se divulgara nada que fuera en contra sus intereses. Y no olvidemos que su principal interés es tenernos desinformados para hacernos dependientes de sus cualificados criterios (con frecuencia cuestionables), vetando con impunidad las de investigación, de las que no recojan beneficios, por ejemplo:

La UE & la Prohibición de las plantas medicinales – Abril 2011

Salud en venta: El negocio de las farmacéuticas

Ciertamente el poder reside donde los ciudadanos lo depositamos y si bien es muy difícil salir del sistema económico, no lo es tanto, salir de la desinformación a la que los canales públicos, nos someten.

Esta desinformación en el ámbito de la salud nos avoca a ceder nuestra responsabilidad sobre ella, en manos de unos “facultativos” con unos tratamientos que aún aliviando el síntoma, producen una situación de mayor desequilibrio. Algunas tesis hablan de que tan solo un 33% de los medicamentos es eficaz de verdad, por lo que el otro 66% se lo donamos a los laboratorios ademas de nuestros cuerpos como coballas.

Cuanto mayor conocimiento tengamos, aún cuando tengamos que recurrir a especialistas, podremos demandar una relación, que no se apoye en el miedo, que con frecuencia nos infunden por nuestra ignorancia. Los médicos nos ayudan a curarnos pero el protagonista responsable de la curación somos nosotros mismos. Este autoconocimiento ha de extenderse a los ámbitos de prevención, terapéutico y recuperación somática y psicosomática.

Es importante lo que pensamos, tener un criterio propio y ser coherente con él, todos sabemos y está  demostrado que los pensamientos afectan nuestras células, el progresivo auge de la Psiconeuroinmunología que es un campo multidisciplinar que tiene como objeto de estudio de las interrelaciones que de forma bidireccional se establecen entre los Sistemas: Nervioso, Endocrino, Inmune y la conducta. Nos aporta una nueva perspectiva, permitiendo profundizar en las bases biológicas de la interacción mente-cuerpo o medicina psicosomática.

“Un alma triste puede matarnos más rápidamente, mucho más rápidamente que un microbio” J.Steimbeck

Bruce Lipton apunta a que los pensamientos curan mas que los medicamentos:

por lo que es importante tener una higiene mental para que el entorno favorezca el estado de equilibrio propio y se de sin dificultad ese estado de salud.

Seria un gran error creer, que la sede del pensamiento es exclusivamente el cerebro Annie Marquier nos suguiere que tambien el corazón se comunica con el cerebro, enviandole mas información de la que recibe.

La más eficaz actuación que podemos realizar por la salud se desarrolla en el ámbito de la prevención. No olvidemos que somos una formidable maquina de generar drogas: endorfinas, encefalinas, oxitócica,…. Justo en la dosis que en cada momento requerimos, solo hemos de observarnos y procurarnos con consciencia esas situaciones en nuestro entorno. Creo que no es nueva esta situación, para los que con alguna frecuencia asistimos a los encuentros NATC ¿verdad?

Seguro que faltan muchos aspectos que nos ayuden a comprender mejor lo que es la salud  y su auto sostenibilidad. Como ya se dijo: “La mente que se abre a una nueva idea…” permítenos compartir tu opinión, nos enriquecerá a todos.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Revisión del concepto de Salud

  1. juancarlos dijo:

    hecharle un ojo a este video: ACERCA DEL ÉBOLA, con JOSEP PAMIES
    para un poco de conciencia de lo que esta pasando:

    https://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=czBaB_XE72c&app=desktop

  2. Sergio L. Sánchez dijo:

    Soy médico hace casi 30 años. Esta visión de la situación actual respecto a la salud del ser humano de hoy me parece muy acertada.
    Los profesionales de la salud somos ayudantes en el proceso de reencuentro con el equilibrio que es la enfermedad. La disarmonía de la persona se manifiesta en forma de síntomas que intentan decirnos algo.El síntoma es el aviso, la alarma. Apagar la señal de alarma no significa haber resuelto el problema. Hoy día se trata el síntoma y no nos enseñan cultura de salud, hacer medicina preventiva indagando y previniendo las causas que nos llevan a enfermar. Por eso es tan importante difundir cultura de salud, porque nos abre los ojos a lo abominable del sistema actual en donde prevalece el interés comercial sobre el derecho de todo ser humano a la salud en dignidad.
    Cuando la investigación no tenga como objetivo obtener una patente, sino obtener un avance en salubridad, lograremos avanzar (con los medios técnicos actuales) a niveles insospechados para el ser humano de hoy día. Creamos el futuro a fuerza de presentes.
    Muchas gracias por el artículo. Un cordial saludo a tod@s

  3. violeta dijo:

    No puedo estar más de acuerdo! Después de 35 años del ejercicio de la medicina, he podido comprobar en mis pacientes y en mí misma cuan importante son los pensamientos y las emociones en el proceso de curación y cómo una enfermedad con un pronostico inicialemente favorable puede acabar con la muerte si el paciente no se cree capaz de sanar. Somos ya muchos los que abogamos por un cambio radical en los conceptos salud/enfermedad/medicina/tratamientos con la convicción de que cuando el “paciente” dejede serlo para convertirse en el elemento más activo en su proceso, que reclame una información veraz y decida tomar las riendas de su enfermedad/ salud, entonces se podrá escapar a la presion que los grandes laboratorios ejercen sobre los medicos/cientificos /facultades de medicina y población en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *